¿Cuánta deuda tienen exactamente los países?

September 12, 2016

 

Resulta interesante replantearse cuál es la deuda exacta que deberíamos tener en cuenta cuando hablamos del endeudamiento de un país, ya que probablemente estemos tan acostumbrados a los datos que solemos manejar que no hayamos caído en la cuenta que estos datos podrían no ser del todo correctos.

 

Hace unos días me preguntaba cuál sería la deuda total de un país, si en vez de contabilizarse como país se hiciese como si fuese una empresa, es decir, si se aplicasen las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF o IFRS en inglés) en Europa o US GAAP en Estados Unidos.

 

Por lo general, cuando alguien habla de la deuda de una empresa, se suele referir a la financiación recibida por un banco o bonista que ha prestado el dinero a la empresa, y la empresa se ha comprometido a devolver. Sin embargo, hay otro tipo de deudas que aparecen en el pasivo de los balances de las empresas y que no corresponde a una transacción acreedor-deudor tradicional. Éstas suelen ser obligaciones de pago que la empresa se ha comprometido a hacer en un futuro (por ejemplo, pago de pensiones a empleados cuando se jubilen o arrendamientos de obligado cumplimiento) y aun a pesar de no existir la figura del prestamista y prestatario como tal, las empresas están obligadas a contabilizar a valor presente dichas obligaciones que ocurrirán en un futuro. En la jerga contable muchas veces se usa el término “capitalizar obligaciones futuras”.

 

Como mencionaba, alguna de estas grandes partidas de obligaciones a futuro son las pensiones que las empresas se comprometen a pagar a sus empleados una vez se jubilen, el termino correcto es “Planes de pensiones de prestación definida” (NIIF 19: Beneficios a los empleados). Otra partida contable que las empresas dentro de poco tendrán que “capitalizar” es la de arrendamientos con obligados cumplimientos, ya que la empresa está comprometiéndose a pagar una renta durante un tiempo determinado y por lo tanto imputará como pasivo dentro del balance (la normativa contable NIIF 16 se ha modificado recientemente). 

 

Para ver con un ejemplo cómo se contabiliza el “valor actual” de las futuras pensiones que las empresas tienen que pagar a sus empleados, he elegido IAG (empresa resultante de la fusión entre British Airways e Iberia) ya que para dar una idea de lo importante que es este tema contable para las corporaciones, la poca claridad del déficit de pensiones de British Airways (BA) estuvo a punto de dar al traste la fusión entre ambas compañías.

 

En la tabla del Informe Anual del año pasado de IAG se aprecia que la “deuda actual” de los futuros pagos por pensiones a sus empleados actuales alcanza los 27.670 millones de euros.

 

 Sin embargo, la compañía ha ido haciendo aportaciones al fondo de pensiones para afrontar los pagos de pensiones futuras con un valor de 28.342 millones de euros, es decir, los activos que tienen la compañía invertido dan de sobra para hacer frente a las obligaciones en el futuro – aunque la normativa contable en este aspecto es algo enrevesada ya que, para calcular el valor actual tanto de pasivos como activos, se toman estimaciones que pueden llegar a ser subjetivas. 

 

 Ahora que ya hemos visto cómo la normativa contable exige reportar a las empresas en balance las “las obligaciones a futuro”, retomemos la pregunta inicial de cómo sería si esta misma normativa se aplicase a los países para contabilizar sus deudas monetarias y no monetarias.

Sabemos que la deuda pública de España en el segundo trimestre de este año fue 1.107.287 millones de Euros, lo que supone una deuda sobre el Producto Interior Bruto del 101%, lejos del 35% que representaba a finales del 2007. Bajo este concepto de deuda se incluye principalmente la deuda viva que en su mayoría son emisiones de bonos.

 

Estas cifras le son familiares a todo el que sigue la evolución económica de España, pero, ¿y si se tuviese que incluir como deuda todos los compromisos de pago contraídos en el futuro tal y como lo hacen las empresas? ¡Agárrense fuerte que ahí va la cifra! Según un estudio realizado este año por Citigroup, España tendría unas obligaciones futuras a valor presente (no consideradas como deuda) equivalentes a ¡3 veces el Producto Interior Bruto! Es decir, sin en vez de Reino de España fuese España S.L. la deuda que realmente debería ir en balance se incrementaría en 3 billones (trillones en el sistema anglosajón), ahí es nada.

Los gobiernos europeos no están obligados a reportar esta deuda que en inglés se denomina como “contingent liabilities” o “unfunded liabilities” aunque según el estudio de Citigroup para el año 2017 podría ser que la UE marcase los primeros pasos que obligasen a contabilizar estas obligaciones. Las finanzas públicas españolas no serían las únicas que saldrían tan mal paradas. Según Citigroup el total de deuda fuera de balance de los países europeos sería de 78 billones (europeos). La verdad que la cifra asusta.   

 

Sin embargo, el estudio mencionado parece haber sido muy conservador a la hora de calcular este tipo de deuda no contabilizada por los países, ya que para Estados Unidos la cifra que se menciona es el 100% del PIB estadounidense, es decir, Estados Unidos tendría que incluir una deuda adicional de 17 billones europeos (trillions anglosajones) a los 17 que ya tiene. Estados Unidos a contrario que en Europa, sí que reporta lo que denomina como “Present Values of Costs Less Tax, Premium and State Transfer Revenue through the Infinite Horizon” es decir, el valor presente de las obligaciones de pago a futuro sin tener en cuenta el ingreso de impuestos. El dato que el Tesoro Estadounidense calcula bajo este concepto es de 72 billones como se ve en la siguiente tabla, muy inferior al calculado por Citigroup.

 

Si bien, estos cálculos, al igual que en la contabilidad de las empresas, están basados en estimaciones que pueden variar mucho en función de los valores que se tomen para la edad de jubilación, tasa de descuento o esperanza de vida de los trabajares a la hora de jubilarse.

Obviamente, en la página web del Tesoro Estadounidense se dice: “The total resources needed for all the programs sums to $72.0 trillion in present value terms. This need can be satisfied only through increased borrowing, higher taxes, reduced program spending, or some combination” o dicho en cristiano, si se quiere mantener el Estado de Bienestar (o lo que a veces denomino Bienestar del Estado) habrá que freír a impuestos a las futuras generaciones. Hay otras fuentes que calculan estas “unfunded liabilities” en más de 120 billones esto equivaldría a 7 veces el PIB americanos.

 

Pero regresemos a nuestro país que es el que nos interesa entender cuánta deuda en realidad tiene. Hemos dicho antes, que las empresas van realizando aportaciones a un fondo para sufragar el futuro pago de pensiones y España también lo tiene, éste sería el Fondo de Reserva de la Seguridad Social que fue constituido tras el Pacto de Toledo. Esta “hucha de pensiones” se la ha pulido el Gobierno de Mariano Rajoy en estos últimos años gracias a una Ley que realizó el PP ad hoc para saltarse el límite fijado del 3% de disposición del Fondo. De los 66.815 millones de euros que había cuando él llegó, quedan ahora algo menos de 25.000 millones de euros. En diciembre, se espera que se vuelva a meter mano a esta hucha para pagar la extra de Navidad, es decir, este Fondo podría desaparecer el año que viene, aunque si se mira con perspectiva más amplia, en realidad poca garantía ofrecería este Fondo a los pensionistas en caso España tuviese problemas financieros, ya que el 100% de lo poco que queda está invertido en deuda pública española, así que tanto nos da.

 

 

 

Después de haber leído este artículo, la próxima vez que le pregunten cuánta deuda tiene España, tendrá que pedir que le aclaren si se refiere a la declarada oficialmente, es decir al saldo vivo de deuda, o incluyendo el valor presente de las obligaciones de pago en un futuro, ya que la respuesta sería en torno al 100% del PIB en el primer caso o 4 veces el PIB en el segundo caso.. a ver cuándo de una vez por todas, la clase política en vez de vaciar la hucha de pensiones decide afrontar las obligaciones de deuda que tendrá que afrontar el país en un futuro cercano.  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Please reload

POST RECIENTES
Please reload